El poder de los influencers

Como profesional en Publicidad y Mercadeo de la vieja guardia, amante apasionada de los temas relacionados con la comunicación, creatividad y audiencias, he sido testigo –más allá de lo superficial, acerca de la increíble y rápida transformación de la manera en que los productos, servicios, marcas, negocios, lugares, se conectan con su grupo objetivo.

Antes, la comunicación era directa, masiva, poco selectiva. La marca generalmente por intermedio de una agencia de publicidad convencional, contrataba alguno de los medios audiovisuales tradicionales: prensa, radio, televisión, cine, a través de los cuales daban a conocer un mensaje determinado «específico / conveniente», previamente elaborado –grabado, escrito.

No siempre existían, pero si era el caso, los influenciadores de la época eran modelos o personajes reconocidos a los que se les pagaba por transmitir el mensaje. Lo cual no quiere decir que estuviera mal, simplemente era la forma que en su momento existía para conectar con las audiencias. En otras palabras, el público veía lo que los empresarios querían que ellos vieran, no tenían otra opción.

Hoy, gracias a la era digital que llegó con fuerza para posicionarse dentro de los primeros en la lista de medios de comunicación, el modelo dio un giro de 180 grados. Internet permite que las audiencias sean quienes elijan lo que quieren ver, como lo quieren ver y en que momento lo quieren ver. Más que el simple hecho de cambiar el canal o tener que apagar el televisor, la radio o cerrar el periódico, ellos pueden hacer mucho más que eso: comentar, pedir no ver más la comunicación reportandola como irrelevante para ellos, dejar de seguir la marca, entre otras acciones, también solo con un par de clics, e irse directamente al mensaje de un producto que les guste más. ¡Simple!

En esta nueva modalidad, los modelos y actores pagados para decir lo que la marca quería, también han ido quedando relevados; más interesante aún, de alguna manera perdieron credibilidad, porque son eso, «actores» y los actores salen de su personalidad intrínseca para convertirse en alguien más, en alguien que no es real y hoy, las audiencias cuentan con una gran sensibilidad y criterio para percibir esto. Hoy la comunicación se dirige a un consumidor más conocedor, más exigente.

Por otra parte, los medios digitales abrieron la puerta a esa facilidad manifiesta de dejar de ser audiencia para convertirse en el personaje al otro lado de la pantalla, y es así, como poco a poco nacen los influenciadores digitales, mejor conocidos como influencers, audiencias convertidas en comunicadores generadores de audiencias propias.

La magia de los influencers radica en que cruzan al otro lado de la pantalla no como actores, cruzan tal y como son ellos mismos, con su esencia; sus escenarios son el mundo que los rodea, no tienen que firmar grandes y prolongados contratos para permitirse contactar con su público y tampoco son condicionados a transmitir un mensaje específico. ¿Qué produce esto? CREDIBILIDAD, AFINIDAD.

Oh, sorpresa para la industria de la Publicidad y el Mercadeo, esto era lo que –a lo mejor sin saber, las audiencias buscaban –me incluyo, realidad, confianza.

¡Todo cambio!, y con la misma rapidez, la urgencia de adaptación de las empresas a la nueva manera de hacer negocios y conectar con su grupo objetivo. Para muchas de ellas, el solo hecho de adaptarse a los avances tecnológicos ha sido un poco caótico y disruptivo, pero poco a poco han ido asimilando y adaptando sus negocios al cambio.

El problema aquí, es que el «poco a poco» funciona cada vez menos, las empresas grandes y pequeñas, nuevas o con años de antigüedad, tienen que estar cien por ciento dispuestas a una adaptación inmediata y constante, porque así es como está evolucionando el mercado hoy por hoy; no hacerlo, es quedar atrás, perder oportunidades y por ende dinero.

Si bien es cierto que a la hora de generar campañas, la segmentación demográfica, la cual divide el mercado en grupos más pequeños, en donde el factor edad es determinante, se observa que los medios digitales aún continúan siendo menos alcanzados por audiencias de edades en el rango de adultos mayores, un público que lentamente se va adaptando al cambio, ya sea por necesidad, por curiosidad, o simplemente por su contacto directo o indirecto con él en la sociedad y que definitivamente no podemos dejar de lado.

La era digital es un hecho, una realidad fehaciente a la que todos, sin importar el rol o el lado del juego en el que nos encontremos –como comunicadores, empresas o consumidores, de una u otra manera nos tenemos que acoplar, ¡tenemos que! No hay opción si queremos seguir participando del juego.

De la lista de millones de influencers que hoy podemos encontrar en las diferentes plataformas sociales: Facebook, Instagram, YouTube, etc., he elegido cinco de ellos para profundizar en las características de su trabajo, y entender la importancia que tienen para la industria de la publicidad, el mercadeo y su influencia en las decisiones de compra y/o posicionamiento de marcas, productos y servicios en general, y por supuesto el movimiento de masas con un fin determinado. Ellos son:

  • Luisito Comunica
  • Juca
  • Linguamarina
  • Gilliam Perkins
  • Juanpa Zurita

Sus temas especializados y profunda pasión por lo que hacen, fueron determinantes para que de inmediato me diera cuenta de su potencial y el porqué marcaban la diferencia.

Para ellos no se trata de informar solo por el simple echo de informar, se trata de generar un material con contenido de calidad. Antes de producir un video salta a la vista su preparación sobre el tema, su conocimiento se evidencia en cada uno de sus videos.

Desde sus diferentes enfoques, la experiencia es una característica indudable, estos cuatro influenciadores, no solo transmiten una información que han adquirido de diferentes fuentes y/o recursos, ¡ellos la han vivido!, como es el caso de Linguamarina y Gilliam Perkins. Luisito Comunica, Juanpa Zurita y Juca, la crean y se sumergen en ella al tiempo que sumergen a toda su audiencia en la experiencia.

Como todos los influenciadores, cada uno genera su propio estilo y características que definen su personalidad y elementos compatibles con la audiencia que los sigue, acompaña y confía en ellos, conectando con esta de manera natural.

Luisito Comunica:

Enfoque: aventura, viajes, documental, cultura

Idioma: español

Número de seguidores por canal para el 3 de abril de 2019:

Juca:

Enfoque: autos

Idioma: español

Número de seguidores por canal para el 3 de abril de 2019:

Linguamarina:

Enfoque: emprendimiento, enseñanza de inglés.

Idioma: inglés

Número de seguidores por canal para el 3 de abril de 2019:

Gilliam Perkins:

Enfoque: negocios digitales, emprendimiento, marketing digital.

Idioma: inglés

Número de seguidores por canal para el 3 de abril de 2019:

Juanpa Zurita:

Enfoque: emprendimiento, aventura, moda, eventos, filantropía.

Idioma: español

Número de seguidores por canal para el 3 de abril de 2019:

Para todos los casos, estas son cifras que van en aumento. Seguramente, para el momento que leas este artículo, las cifras habrán subido y es perfecto, porque así puedes tener una mayor idea del gran movimiento que generan estos influencers en las audiencias.

Una simple muestra y/o mención de marca, producto, servicio, empresa, lugar por parte del influencer, marcará la diferencia en la percepción –positiva o negativa, y toma de decisión de las audiencias o movimiento que esta realice. Claros ejemplos fueron las campañas realizadas que los influencers generaron a través de sus redes sociales a favor de la ayuda humanitaria en cabeza de Juanpa Zurita y con el apoyo de cientos de influencers y personalidades como Jérôme JarreCasey Neistat y Ben Stiller que se unieron a ellas; la primera llamada Love Army For Somalia que llegó a recaudar alrededor de dos millones de dólares para llevar alimentos a las familias somalíes y posteriormente, la campaña Love Army Mexico para ayudar a las familias damnificadas por el terrible terremoto ocurrido en el 2017.

Luisito Comunica te lleva a lugares muy interesantes alrededor del mundo, algunos que ni sabías que existían en el mapa o si habías escuchado de ellos, seguramente jamás pensaste llegar a conocerlos de la manera en que Luisito Comunica te los muestra; literalmente sientes que viajas a ellos con él. ¿Cómo logra esa sensación en el público? Además de recorrer visualmente cada contexto, él se ha documentado previamente a la perfección acerca de su historia, cultura, curiosidades y más, así que literalmente aprendes y ves la realidad desde otra perspectiva en donde hasta los detalles mínimos se tienen en cuenta como las experiencias en los aeropuertos, los hoteles, restaurantes, el comportamiento de la gente, etc.

Si los autos son tu pasión, Juca es el influencer perfecto a seguir. Su enfoque gira en torno a esta industria y todo de lo que ella puedes obtener, modificar, construir, conocer, aprender. Su pasión va desde los vehículos más lujosos, hasta los clásicos y aquellos que puedas reconstruir. Por supuesto son las marcas de esta industria quienes ponen sus ojos en influencer con gran credibilidad como Juca.

Por otro lado, adentrarte en el mundo del marketing digital, conocer las experiencias de emprendimiento y obtener los consejos de primera mano, recibidos por quienes ya han vivido la experiencia lo puedes obtener con influencers como Linguamarina y Gilliam Perkins, dos brillantes influencers, dedicadas a transmitir su conocimiento en función del progreso de sus seguidores.

Si pensaste que el trabajo de los influencers es fácil, la realidad dista mucho de esta percepción. Se trata de muchísimo más que grabar un video o tomarse una foto para subir a las redes sociales. Para poder lograr esa empatía, credibilidad, aceptación y apoyo de las audiencias se requiere de preparación, profesionalismo, pasión y trabajo constante. Realidad que ya ha sido asimilada y valorada en el mundo de los negocios y la comunicación en todos los niveles, categorías y sectores industriales.

Los influencers se han convertido en la llave maestra de la nueva era.

Please follow and like us: