Escribiendo para la red Forbes: ¿Éxito o fracaso? La forma como te comunicas lo define

“El lenguaje moldea nuestro comportamiento y cada palabra que utilizamos está impregnada con un gran significado personal. Las palabras correctas pronunciadas en la forma correcta pueden traernos amor, dinero y respeto, mientras que las palabras equivocadas –o incluso, las palabras correctas expresadas de la manera incorrecta-, pueden conducir a un país a la guerra. Debemos organizar cuidadosamente nuestro discurso si queremos alcanzar nuestras metas y hacer nuestros sueños realidad”.  —Dr. Andrew Newberg, Words Can Change Your Brain (Las palabras pueden cambiar tu cerebro).

En el mundo de los negocios y las relaciones personales, la comunicación es la punta de la balanza entre el éxito o el fracaso. Una comunicación acertada desarrolla la creatividad, confianza y/o deseo de cooperación en este proceso multidireccional.

Mucho se ha escrito acerca de la importancia de dominar más de un idioma y de los beneficios que conlleva el bilingüismo o más aún, el multilingüismo y no es para menos; en un entorno cada vez más globalizado, en el que los avances tecnológicos desdibujan las fronteras, la comunicación se ha convertido en el puente que conecta al mundo.

Los idiomas, son recursos increíbles que vale la pena aprovechar al máximo y esto solo ocurre cuando aceptamos el desafío de aprenderlos de la manera correcta. Las palabras y su significado tienen el mismo “poder”, independientemente del idioma en que sean expresadas, no basta con conocer un idioma, el secreto radica en aprenderlo y usarlo apropiadamente. En la vida personal como profesional, la gente reacciona tanto a la energía que transmitimos como al lenguaje que utilizamos, generando por ejemplo sensaciones de confianza o desconfianza, de tensión o armonía; en otras palabras, la manera en que utilizamos un lenguaje marca la diferencia en la forma como somos percibidos.

Sumar un nuevo idioma a nuestras habilidades profesionales, nos mantiene vigentes en un panorama laboral cada vez más competitivo; hoy no existe ninguna excusa para quedar un paso atrás de la línea, frente a un correcto aprendizaje del idioma que nos impulse profesionalmente.

Según nuestros estilos de vida, intereses y necesidades, el mercado nos ofrece diferentes opciones para aprender otro idioma. Una enorme industria ha crecido de forma paralela entorno a la oferta y demanda sobre el aprendizaje de los idiomas: cursos presenciales con programas especiales de tiempo y enfoque, intercambios universitarios, programas académicos internacionales, cursos y aplicaciones gratuitas o con costo para dispositivos móviles, nuevos métodos inteligentes de aprendizaje virtual, etc.; Un abanico de opciones que elimina las barreras de metodología, tiempo, espacio y presupuesto, que antes existían para aprender un nuevo idioma.

Solo teniendo la capacidad de entablar una excelente comunicación, tendremos la posibilidad de inclinar la balanza hacia el éxito en la obtención de nuestros objetivos, siendo capaces de transmitir profesionalismo, respeto e interés. ¿El resultado? Nuevas oportunidades, tratos cerrados, relaciones sólidas y duraderas, nuevos negocios, nuevos clientes, nuevos mercados, un mundo de posibilidades gracias a dominar de manera apropiada y correcta la comunicación independientemente del idioma en que esta sea efectuada.

Ver artículo final en la publicación:

Please follow and like us: