Ahora en Apple Books: Intervención divina – La delgada línea entre la vida y la muerte, por Paola Garcia

Fragmento del libro: Intervención divina – La delgada línea entre la vida y la muerte, por Paola Garcia.

Encuéntralo en:

Incompetencia

No sé si fue intuición, pero el temor se hizo realidad. Llegó el día de recoger los resultados de los exámenes, pero nunca recibí la llamada con la cita para ver al oftalmólogo, así que fue lo primero que pregunté; por supuesto, con una evasiva llena de excusas y como si estuvieran muy atentos sobre el tema, recibo otra promesa en donde se comprometen «a insistir» para obtener la cita y llamarme al instante.

No muy contenta pero sin mostrar mala voluntad, les digo que es muy importante y que confío nuevamente en ellos de que así sea.

Por otro lado, los resultados de sangre salieron perfectos, no presentaron ninguna anomalía, no había nada de que preocuparse. Así mismo salieron todos los demás exámenes de la lista, ¡perfectos! Por un lado estaba feliz, según esto, yo me encontraba divinamente, así que, descartado, descartado, descartado… Entonces como una ola gigante me invade un único pensamiento –«¡Dios mío, ¿qué es lo que me pasa?!»

Volvemos al punto inicial, –el oftalmólogo–, estoy segura que allí está la respuesta; mejor aún, la solución.

Es viernes, finaliza la semana y no recibo la llamada con la cita. Los llamo, la persona encargada de sacar las citas se enfermó y no hubo quien más lo hiciera; regresaba hasta el lunes… –¡No puede ser!– Mi nivel de frustración y molestia era inmenso. Yo lo sabía, no podía confiar en que otra persona fuera consciente de cuan urgente era para mí obtener esta cita.

Desafortunadamente ya no podía hacer nada más hasta el lunes…

Please follow and like us: