¡Sé feliz! Eres tu mejor inversión

  1. Reconocerte
  2. Vencer el miedo, fortalecer la confianza en ti
  3. Descubrir, desarrollar y potencializar tu pasión
  4. Atreverse, ir más allá, desdibujar los límites
  5. Prepararse, permanecer vigente, superar el estándar competitivo
  6. Intentarlo de nuevo, nunca desfallecer
  7. Ir atrás solo para tomar impulso, reinventarse, aprender
  8. Agudizar los sentidos, adquirir experiencia, ampliar tu visión del mundo
  9. ¡SALTAR!
  10. Hacer realidad tus sueños, vivirlos, triunfar, SER FELIZ.

Y la lista continúa, son innumerables las razones que te dejan sin excusas a la hora de pensar en invertir en ti, traduciéndose en sinónimo absoluto de valor propio, la mejor manera de cuidar el capital que por fuerza te pertenece: tú mismo.

En términos económicos puedes valorarte o devaluarte, depende de ti y las decisiones que tomes en la vida. Entender y aceptar que tanto un “no” como un “sí” son respuestas igualmente válidas, aprender a decir “no” a lo que te hace daño o perjudica, aprender a decir “no” a lo que va en contra de tus convicciones, metas y sueños a realizar, y dar la bienvenida sin titubear con un gran “sí” a todo lo que te aporte y beneficia. Esta es una forma inteligente de darte valor como persona, te estás demostrando que tienes la fortaleza moral, mental y espiritual para poder elegir lo que a corto, mediano y/o largo plazo es mejor para ti, siendo “lo mejor para ti” la base fundamental para tomar muchas de tus decisiones de vida.

Pero… ¿qué y quién define tu valor? cada una de las inversiones que en el transcurso de la vida has puesto y pondrás en ti te enriquecen a nivel personal y profesional, y hacer respetar ese precio también depende única y exclusivamente de ti.

Una de las más grandes inversiones que puedes aportar a tu ser humano es el tiempo, entendiendo que el tiempo es uno de los más preciosos atributos con el que todos contamos; invertir tiempo en diferentes planos de tu vida como: el cuidado de la salud, tu aspecto físico, el fortalecimiento de las relaciones con tus seres queridos, aquellas cosas que elevan tu estado anímico y por supuesto complementar y actualizar tu preparación personal, es en el futuro inmediato una de las más representativas formas de ver reflejada la inversión que haces en ti. Cuando esto ocurre tu valor aumenta, desarrollas diferentes habilidades, aumentas tu sabiduría y herramientas para desenvolverte en el campo laboral y personal, de lo cual se desprende la cadena de razones con las que inicia este artículo, aumentado la confianza en ti, desdibujando tus miedos, atreviéndote a avanzar, progresar, ver materializados tus sueños y metas en todo nivel. ¡Eres tu mejor inversión!

Please follow and like us: